Puedes pagar con WebPay

Manduca Duo blue

Manduca

¿Te gustaría que hubiese una mochila portabebé que uniera la seguridad de las mochilas y el ajuste perfecto de los fulares? Manduca Duo lo consigue.

La mochila Manduca Duo combina una estructura de mochila portabebés (con tirantes para los hombros y un cinturón opcional) con panel ajustable en tejido de fular de sarga (de algodón orgánico). Es una mochila ergonómica y evolutiva: se puede usar desde los 3,5 kilos hasta lo 15, gracias al tejido de fular ajustable a cualquier tamaño de bebé.

Precio Web: $129.900

Precio normal: $149.900
caracteristicas especificaciones recomendaciones_de_uso

La peculiaridad de Manduca Duo reside en un ajuste independiente para bebé y porteador de manera que al adaptarla para uno no se interfiere en la comodidad ni compromete la seguridad del otro. Esta renovada Manduca es evolutiva, adaptándose a la talla del niño en todo momento. Para el porteador es como una mochila, ofreciendo similares prestaciones y funcionalidad, pero para el bebé es como un fular tejido ya que permite un ajuste punto por punto de la tela para proporcionarle un asiento totalmente ergonómico y adaptado a su talla desde los 3,5kg.

• Sistema ingenioso clic-con-clip Duo especial para colocar y sacar el bebé fácilmente
• Anillos de aluminio para un ajuste perfecto del fular al cuerpo del bebé punto por punto
• Cinturón desmontable con cierre de cremallera, de uso opcional, ideal para los primeros meses
• Cinturón ajustable adecuado para caderas/cinturas desde 67 cm hasta 140 cm
• Asiento de seguridad especial evita que el bebé se desliza (fular y cinturón están firmemente cosidos)
• Soporte para la cabeza integrado para niños durmientes y soporte para el cuello para los recién nacidos
• Correas de espalda cómodas y anchas
• La altura del portabebés se puede cambiar para bebés grandes y pequeños gracias al cordón ajustable
• Anillos de aluminio probados de seguridad
• Todos los materiales han sido rigurosamente probados para detectar sustancias nocivas

El bebé, cuando es muy pequeñito, tiene la columna vertebral ligeramente curvada y suele adoptar de forma natural la posición de ranita, en la que la línea que generan las rodillas está por encima de la base de su culete. Respetar esa postura es ideal para que su desarrollo óseo y muscular sea óptimo. Además, al ser porteado es necesario que yendo erguido, el peso recaiga sobre sus nalgas y no sobre los genitales, como sucede con los portabebés no ergonómicos. Asimismo, el bebé debe ir siempre mirando al porteador para que si es necesario, pueda evadirse de su entorno y descansar en el pecho del adulto, evitando así una sobre-estimulación que no es beneficiosa. Ir erguido en una posición ergonómica le ayudará además a tener mejores digestiones y menos episodios de cólicos. A medida que el niño va creciendo, la posición de ranita es menos pronunciada pero el portabebés debe igualmente recoger el peso sobre el culete del peque y ofrecer un buen asiento es primordial para ello.

comments powered by Disqus

Productos relacionados