Los sacos de dormir son ideales para mantener a tu hijo abrigado durante la noche. Se pone sobre el pijama y les permite dormir cómodos y abrigados.